Tensho 篆書 y los Huesos Oráculo.

Antes de adentrarnos en el vasto mundo de la caligrafía, hablemos del más antiguo,  el de los Oráculos sobre Huesos y en Conchas de Tortuga, (亀 甲 獣 骨 文字, Kikkoujuukotsumoji).

Oráculo sobre hueso.

Koukotsubun  甲骨文,  se traduce como “textos en caparazones y huesos”. En China se le conoce como Qi Wen 刻文, o “texto grabado”. Así que podemos decir que las primeras escrituras no se pintaban a pincel, sino que eran talladas, aunque es verdad que se encontraron algunos huesos con escrituras pintadas a pincel, sin tallar. Es un estilo que fue descubierto por casualidad en 1.899 por Wang Yirong, un funcionario de Beijin. Este cayó enfermo y  un médico le recetó un medicamento que llevaba entre sus ingredientes algo llamado “hueso de dragón”. Era un fragmento de hueso que había comprado en una farmacia tradicional, y estaba cubierto de antiguos grabados semejantes a los caracteres chinos. Siendo un hombre de ciencia, esto le intrigó, y le condujo a un gran descubrimiento en una pequeña aldea a las afueras de Anyang  安阳, provincia de Henan 河南省.

Hasta hoy, han sido descubiertas 150.000 piezas de huesos y caparazones, pero sólo alrededor de 2.000 de un total de 4.700 caracteres clasificados han sido descifrados. Las primeras inscripciones se remontan a los siglos XV y XVI a.C., durante la Dinastía Shang 商朝.

Inscripciones en caparazón de tortuga.

                   Los principales creadores de los textos escritos en Huesos para Oráculo fueron unos funcionarios llamados Zhen Ren (adivino-historiadores), responsables del registro de eventos importantes y ceremonias religiosas.  Los huesos, con pequeñas abolladuras en ellos,  se calentaban primero en el fuego hasta que se agrietaban, lo que se supone que producía signos adivinatorios. A continuación, los textos se frotaban con cinabrio o tinta. Gracias a estas inscripciones, muchos detalles interesantes sobre la vida cotidiana, e información acerca de los eventos políticos de la Dinastía Shang 商朝, pudieron ser confirmados.

Como decíamos antes, no siempre fue tallado, sino que en ocasiones, los caracteres fueron escritos a pincel. Durante las dinastías Shang 商朝 (1.600 a 1.046 a.C.),  Zhou 周朝 (1.046 a 256 a.C.) y  Jin 晋朝 (265 a.C. al 420 d.C.), el bambú, la seda y la madera fueron los materiales de escritura vigentes. Aunque el papel estaba en uso desde el año 265 a.C., era bastante caro,  y hasta la aparición del papel Xuan 宣紙 (8 siglos más tarde), el papel sólo se utilizaba entre los círculos de clase alta. Este período que duró unos 2.000 años, se conoce en la historia de China como           “La Edad de las Tiras de Bambú”. Por desgracia, debido  a la propia naturaleza de la madera y las telas, no muchos de estos artefactos han podido sobrevivir hasta nuestros días.

El Oráculo sobre Hueso es hermoso por su sencillez. Debido a las primitivas herramientas utilizadas para hacer las inscripciones, como cuchillos de talla o pinceles de baja calidad, las líneas que forman los caracteres se asemejan a las composiciones hechas con astillas de madera.  No obstante, algunos de los creadores de estos textos ya muestran equilibrio en la composición total, y trazos con un estilo determinado. Algunos huesos de osos tienen ya caracteres bien ejecutados, lo que nos sugiere que son ejemplos hechos por maestros a sus alumnos, para seguir como modelos. Como detalle decir que, la primera caligrafía documentada como “escolar”  tiene 3.500 años de antigüedad.

Hay que señalar que los textos de los Oráculos sobre Hueso no llevan un sistema de escritura lingüística muy avanzada. Las numerosas contradicciones e irregularidades en las formas y significados, nos hacen llegar a la conclusión de que el Koukotsubun no puede ser considerado como transmisor de una lengua completamente madura. Así que, el Koukotsubun  se incluye en la familia del estilo Tensho, concretamente en el estilo Daiten 大篆 o escritura de sello grande, el primer estilo maduro de la caligrafía china. Las inscripciones en huesos fueron usadas durante 800 años,  hasta el primer período de la dinastía Zhou del oeste (1.046 al 771 a. C.)

Caparazón de tortuga restaurado con inscripciones talladas, mediados de la Dinastía Shang (1600-1046 a.C)

El dominio del estilo del Oráculo sobre Hueso lleva años de dedicación.  El estudiante comienza con la escritura estándar, el estilo Kaisho, que es el estilo que encontramos hoy en día en los libros, internet…etc. Luego pasará al estilo Reisho, o estilo de los escríbanos. Esta fase puede durar hasta 2 años.  Más tarde vendrían los estilos Gyosho (semicursivo) y Sosho (cursivo), ya que en éstos se requiere una base sólida en cuanto a equilibrio y conocimiento de orden de trazos establecido.  Después de los estilos cursivos, el estudiate se pasa al estudio del estilo de sello o Tensho, del cual el estilo de Oráculo sobre Hueso será el último en aprender.

La diferencia entre los caracteres y su construcción en cada uno de los estilos es tanta, que un mismo caracter puede parecer otro según en qué estilo se escriba. El Oráculo sobre Hueso se suele estudiar después de más de 1 década de aprendizaje de caligrafía japonesa o china. La paradoja de todo esto es que, a pesar de parecer tan primitivo y simple, es increíblemente difícil de ejecutar de un solo trazo.

Tensho 篆書 y el Daiten 大篆.

Dentro del estilo Tensho 篆書 existen 2 vertientes:

  • Daiten 大篆 : o escritura de sello grande.
  • Shoten 小篆 : o escritura de sello pequeño.

La característica principal del estilo de sello grande, es la forma irregular de los caracteres y el grosor de la línea, la diferencia en el número de trazos (algunos caracteres con un mismo significado pueden tener trazos adicionales), y su tamaño no uniforme. Los caracteres son generalmente rectangulares, y en algunos casos parece que se extienden hasta el borde extremo de nuestro sentido de “equilibrio”.

La escritura de sello grande incluye la de Oráculo sobre Hueso (Koukotsubun 甲骨文) y el Kinbun 金文, o “escritura en metal”, más concretamente en bronce. Este tipo de escritura se unificó aún más en el año 221 a.C. bajo el nombre de Shoten 小篆, o escritura de sello pequeño. Kinbun y Koukotsubun existieron simultáneamente. De hecho, muchos estilos se usaban a la vez, durante cientos de años.  Hoy en día se usan para los sellos o Hanko, piedras que se suelen tallar con este tipo de estilo, y que se usan para sellar las obras de caligrafía o documentos importantes.  Por ejemplo, en Japón es normal sellar los recibos de los paquetes de correos con tu sello, en lugar de firmar a mano.

Kanji Tora 虎 (tigre), en estilo de Oráculo sobre hueso.

Kanji Tora 虎 (tigre), en estilo Kinbun.

      El origen del Kinbun puede extenderse hasta el comienzo de la Edad de Bronce en China, o   Dinastía Xia 夏朝 (2.070 a 1.600 a.C.). En ese momento, la escritura del Oráculo sobre Hueso se usaba para fines más prácticos, como la adivinación y el grabado de acontecimientos históricos; y la escritura Kinbun jugaba un papel más decorativo, tallándose en calderas, campanas, embarcaciones…etc. Lo interesante es que a pesar de que el Koukotsubun fue el primer estilo del sistema escrito en China, es importante señalar que estudios recientes demuestran que las palabras-pictogramas están directamente relacionadas con las formas posteriores al Kinbun, en el siglo XVI, por lo tanto anterior al Koukotsubun.

Inscripciones de hechos históricos, siglo IV d.C. Estilo Daiten.

    El Kinbun  de principios de la Dinastía Shang 商朝 (1.600 a 1.046 a.C.) se utilizaba para identificar al propietario de algún artefacto, con sus inscripciones; y también para mostrar el poder y el estatus de dicho dueño a través de estos caracteres. Hay que tener en cuenta que el bronce era el metal más apreciado en aquel entonces.  Poco a poco, las inscripciones en bronce se empezaron a utilizar con fines religiosos, para rendir homenaje a un difunto…etc.  Estas inscripciones nos han dado una gran cantidad de información histórica de aquella época. El Kinbun de la Dinastía Shang 商朝 fue extremadamente decorativo y ornamental,  sencillo pero bien diseñado. La variedad de grosor en las líneas, las curvas suaves, la diferencia de tamaño de los caracteres y sus formas casi infinitas, hacen que el Kinbun sea un placer para la vista y para el alma. En torno a la Dinastía Zhou 周朝 (1.046 al 256 a.C.), las irregularidades en este estilo se disipan. Algunos caracteres con formas animales se simplifican haciéndose más abstractos.

Junto con la caída de la Dinastía Zhou del oeste, por un clan nómada llamado Rong Quan 犬戎 (literalmente “Perro Rong”), seguido de 300 años de lucha durante la Dinastía Zhou del este por la supremacía de los otros estados feudales, surgieron 2 tendencias.  Uno enfocado a métodos de escritura más precisa y distintiva, manteniendo la tradición de la escritura de sello grande, que finalmente llevó a la estandarización en la escritura de sello pequeño, o Shoten 小篆,   en el año 221 a.C. El otro tomó un uso más práctico, se simplificaron las formas de los caracteres, lo que permitió escribir más rápido y fácil, y que finalmente condujo a la aparición de la escritura Reisho 隷書, escritura de los escríbanos, del cual también hablaremos más adelante.

Diferentes formas del kanji Tora虎 (tigre). De arriba a abajo: antiguos sellos de emperadores, escritura en tiras de bambú y seda, estilo de sello pequeño y escritura usada para el tallado en los sellos.

          Pero dentro del Daiten hay mucho más que Kinbun y Koukotsubun. La “Era de la Primavera y Otoño” 春秋時代 (722 al 476 d.C.) fue una época bastante decorativa, donde se usaban los motivos de animales, como serpientes, dragones, aves, gusanos, peces,…, para hacer diseños sobre las telas.

       Pero hay que decir que era un estilo bastante difícil de leer. A este estilo se le conoce como Chouchuuten 鳥蟲篆 (literalmente “estilo de sello de aves y gusanos”). Eran motivos zoomorfos inspirados en la naturaleza, concretamente en los pantanos y zonas húmedas que rodeaban las viviendas a lo largo del río Amarillo, el segundo río más largo de China. Este estilo se usaba para decorar las armas, los instrumentos musicales y también vasijas de bronce. Estas marcas decorativas tenían un significado sagrado que apunta a fuertes creencias en las prácticas de lo sobrenatural, magia y ocultismo en la antigua China. Había muchas formas para estos estilos mágicos y lujosamente decorativos. Uno de ellos,  el estilo de “Pájaro Celestial”, se puede observar en la espada del Rey Gou Jian 越王勾踐劍, una inscripción de principios del siglo V a.C.

Fragmento de la inscripción de la espada del Rey Gou Jian.

            Los grabados hechos en Daiten, y especialmente el Kinbun, son absolutamente fantásticos. Mucha gente, al verlo siente como si fueran caracteres venidos de civilizaciones desconocidas. Incluso para algunos, y yo me incluyo, nos sugiere un lenguaje como venido de otra galaxia. Hoy en día, el conocimiento de la escritura de sello grande está olvidado, y sólo lo conocen unos pocos elegidos. No muchos se atreven a entrar en su reino misterioso con el uso del pincel.

Tensho 篆書 y el Shoten 小篆.

         La popularidad de la escritura de sello grade, Daiten, se vio reforzada por la inestabilidad política y las guerras internas entre los reinos.  Después de que el gobernante de la Dinastía Qin 秦, monarquía que conquistó las 8 naciones en el año 221 a.C., y las unió bajo el nombre Qin Shi Huang 秦始皇(lit. “El primer Emperador Quin”), éste introdujo numerosas reformas en la legislatura y también políticas, que incluía la reforma en el sistema de escritura. Más de 3.300 kanji se normalizaron tomando un formato pequeño, rectangular y vertical, el Shoten 小篆 (escritura de sello pequeño), lo que llevó más tarde a la creación del primer diccionario chino de caracteres, el Erya 爾雅.

Caligrafía de la Dinastía Qin秦, en estilo Shoten.

     Pero este nuevo estilo no fue ni una invención a manos de un hombre ni se desarrolló inmediatamente.  Las raíces de este cambio, que condujo finalmente a la unificación de la escritura de sello grande, se remontan mucho antes del 221 a.C., a los territorios del noroeste de la monarquía Qin.

      Aparte de la escritura de sello pequeño, había otros 7 estilos que convivieron durante la Dinastía Qin (incluyendo la escritura de sello grande, el Daiten, y la escritura de los escríbanos, el Reisho).  Sin embargo, el Shoten estaba destinado a ser utilizado como sistema de escritura oficial. Los 8 estilos que maduraron a través de la Dinastía Han 漢朝 (221 a.C. al 206 d.C.) se conocen como Ba Ti 八體 (8 cuerpos), aunque sólo unos pocos jugaron un papel fundamental, especialmente para los sellos y documentos oficiales. Los 8 estilos, definidos así por Xu Shen 許慎, filólogo chino de la Dinastía Han, fueron:

  • Escritura de sello grande, o Daiten大篆.
  • Escritura de sello pequeño, o Shoten 小篆.
  • Escritura de oficina, de los escríbanos, o Reisho 隷書.
  • Escritura para los bonos de mensajería, o Ke Fu 刻符, en chino.
  • Escritura de gusano, o Chong Shu 蟲書, en chino.
  • Escritura para los sellos, o Mo Yin 摹印, en chino.
  • Escritura para tablas ornamentales, o  Shu Shu 署書, en chino.
  • Escritura para inscripciones en las armas, o Shu Shu 殳書, en chino.

La escritura de sello siguió siendo popular a lo largo de la Dinastía Han, conservada en numerosas losas de piedra talladas, utilizándose para los documentos oficiales o con fines ceremoniales, en inscripciones en vasijas de bronce y para la talla de sellos o Tenkoku 篆刻. Pero también en la era moderna se utiliza, no sólo en el mundo de la caligrafía, para los sellos de los calígrafos, los Hanko 判子, sino también para los negocios. Todas las oficinas corporativas y gubernamentales utilizan los sellos tallados en escritura de sello.

Diferentes diseños para un Hanko, en el 5 tenemos el Shoten.

  La escritura de sello es extremadamente tosca y de una belleza arcaica excepcional. Por otro lado, es difícil de estudiar debido a su irregularidad en formas y líneas, por su complejidad, y hasta cierto punto por su imprecisa etimología. Para ser capaz de escribir en estilo de sello sin problemas y sin dudas, hay que estudiar los otros estilos primero y en profundidad.

Sellos estampados sobre papel.

  Puede parecer fácil de escribir, pero no lo es. Se requiere mucha habilidad y práctica, así como el control del pincel, aplicando una técnica conocida en japonés como Enpitsu 円筆 (pincel redondeado), tratando de hacer una línea suave, manteniendo escondida la punta del pincel dentro de la línea, haciendo así que se vean las líneas redondeadas. A esto se le llama “Lanza oculta” o Zhou Hou 藏鋒. Los trazos son delgados y uniformes y los bordes redondeados. Ésas son las características básicas del Shoten. Los movimientos deben ser consistentes, y preferentemente, libres de Kasure (sin rayas blancas dentro  de la línea, causadas por el movimiento rápido del pincel o la carga excesiva de tinta del mismo). Redondeando los bordes de la línea, el calígrafo entra en un círculo cerrado de energía que fluye, que permite que el espíritu de su mente viva y funcionen para siempre. La distribución o el flujo de la energía, es una de las características más importantes en la caligrafía. En japonés se llama Gyouki  行気, que significa “Movimiento Espiritual”, y se define por el vigor, la energía, la flexibilidad, el conocimiento, la certeza y las emociones. Si uno de estos elementos falta, los caracteres parecerían estar muertos y sin pasión.

Caligrafía de la Dinastía Qin秦, en estilo Shoten.

Pero el verdadero reto del dominio de la escritura de sello, no sólo está en la práctica en sí, que lleva años aprenderla, sino es más un entrenamiento mental. Visualmente es armónico e imaginativo, y no representa el poder de la fuerza de nuestro brazo, sino el de nuestra alma y mente.  Al “esconder la punta del pincel dentro de la línea”, rechazamos el orgullo y el ego, preservando la armonía dentro de las líneas, que guían el alma.

* Texto y fotos cedidos por Ponte Ryuurui. Traducido del inglés al castellano por Elena “Hikari”.