El radical de la izquierda 糸(Ito, “hilo”) del caracter chino papel 紙, indica el uso de hilo dental de seda en su producción en las primeras etapas. Por ello, los primeros papeles eran muy diferentes de sus formas posteriores, ya que no se producía de las fibras de las plantas. En consecuencia, era costoso, y también debido a su superficie dura y resbaladiza y absorción débil, no era muy adecuado para escribir.

     En etapas posteriores, los ingredientes para hacer el papel incluían corteza de árboles, restos de tela y medias de red (tecnología introducida por el arriba mencionado Cai Lun). Era el amanecer del papel actual, que está siendo utilizado en la caligrafía de hoy en día, conocido como papel Xuan 宣紙, y que fue inventado alrededor del siglo VIII, en la Dinastía Tang 唐朝 (618 al 907). Después de la caída de la Dinastía Han 漢朝 (206 a.C al 220 d.C), la tecnología de fabricación del papel, y por lo tanto, su calidad, se mejora. Se produce a partir de todo tipo de materiales, incluyendo el bambú, corteza de árbol de glicina, etc. El papel Xuan es bien conocido por su longevidad y su fuerza espectacular, así como por la capacidad excepcional de hacer unas manchas de tinta borrosa.

Papel Xuan hecho a mano.

     La introducción del papel en Japón data de alrededor del siglo V. Esta introducción se desarrolló junto con la propagación del Budismo, y fue en el siglo VII cuando su uso se hizo más notable, ya que las reformas importantes del estado requerían de su uso para documentos oficiales.

    Durante el siglo VIII, apareció un papel mucho más fino y fuerte, hecho mediante un método de fabricación manual llamado NAGASHI ZUKI 流し漉き (método en corte), que añade un agente viscoso de las raíces del TORORO AOI 黄葵 (malva amarilla) y del NERI ねり. Así fue como nació el papel japonés tradicional, el WASHI 和紙. A principios de la Era Meiji, se lo llamó así para diferenciarlo del papel procedente de occidente. El Kanji 和, se usa para aquello que es propio de Japón, y el Kanji 紙, significa papel.

     El arte de la fabricación del papel en Japón, fue iniciado por un monje coreano en el año 610 d.C, que trajo la receta de china con él. A partir de este período, la popularidad del arte de la caligrafía creció rápidamente. Durante el periodo Edo 江戸 (1603 al 1867) la producción de papel era deber del Shogunato 将軍 (Shogun, “líder del ejército”) y era su principal fuente de ingresos.

     A finales de la Era Meiji, se crearon maquinarias para la fabricación del Washi (kikai-suki), tratando de hacer un papel lo más parecido al fabricado a mano. Hoy en día, la fabricación del Washi a mano es muy reducida, y en consecuencia, los precios muy elevados.

      Por su gran resistencia a los cambios climáticos y al tiempo, se usa principalmente con fines artísticos, como la caligrafía o pintura, pero también para hacer persianas, lámparas, paraguas, ropa e incluso futones. Hoy en día aún se utilizan para las puertas correderas y ventanas que tienen los marcos de madera.

Puertas correderas Shoji, y lámpara, hechas con papel.

     El papel japonés Washi 和紙 tiene unas características ligeramente diferentes a las de papel Xuan, ya que se produce a partir de fibras vegetales diferentes y un agua diferente. La diferencia en los ingredientes del papel no es el único factor que separa el papel Washi del papel Xuan. Por ejemplo, el papel japonés es utilizado para escribir Kana か な , y es a menudo decorado con copos de oro, polvo de plata, con motivos florales, tonos de colores diferentes (KUMOGAMI 雲紙, llamado “papel de nube”), y tiene a menudo mezclados en el papel la pulpa, lo que crea diversos efectos y manchas. Algunas hojas están incluso perfumadas. Los tipos modernos de papel son prácticamente infinitos.

Papel Kumogami, con un fragmento de un poema escrito por el Emperador Fushimi (1.265-1.317).

     A pesar de las diferencias, los tipos de papel de China y Japón tienen mucho en común. No sólo absorben la tinta muy bien, sino que parecen reaccionar igual con la luz. El papel occidental está recubierto y es resbaladizo al tacto, y por lo general duro y rígido. El papel para caligrafía es tibio y confortable, y tiene una superficie irregular que parece absorber la luz. Mientras escribimos, todas estas características se mezclan con la tinta produciendo diversos y espectaculares efectos borrosos y líneas fascinantes. Por último, el papel Xuan y el Washi son en su mayoría hechos a mano. Cada hoja, incluso desde la misma fábrica, tiene patrones únicos y característicos donde las marcas de agua irregulares definen su belleza natural. De manera similar a la caligrafía, que no puede ser copiada o reproducida con exactitud.

Pliegos de papel Xuan.

Las plantas más utilizadas para la producción del Washi son:

  • KOUZO 楮, “Broussonetia papyrifera”, una especie de morera.

Washi de Kouzo.

  • GANPI 雁皮, “Diplomorpha sikokiana”. Muy difícil su cultivo.

Washi de Ganpi

  • MITSUMATA 三椏, “Edgeworthia chrysantha”.

Mitsumata roja.

Mitsumata amarilla.

Washi de Mitsumata.

     Para ser utilizado en el grabado en madera, a este Washi se le debe aplicar una o varias manos de DOSA (DOSA BIKI), para evitar que la tinta se corra o manche el papel. Para los trabajos de caligrafía en cambio, es preferible un papel más absorbente por lo que no es necesaria la aplicación de DOSA y se usa normalmente un Washi más fino. DOSAes un compuesto que se obtiene de la mezcla de NIKAWA y ALUMBRE.

     NIKAWA es una cola de origen animal que se utiliza para fijar la pintura al papel Washi, en la técnica de la pintura japonesa. Se vende NIKAWA en polvo, en barras o en forma de pequeñas pastillas, las cuales se disuelven con agua caliente. Generalmente los artistas dedicados a la pintura japonesa utilizan el NIKAWA en barras.

El proceso de fabricación del Washi es el siguiente:

  • Recolección y corte de los tallos.
  • Tratamiento al vapor: dichos tallos son sometidos a una cocción en grandes ollas para facilitar la separación de la corteza.
  • Separación de la corteza: primero se separa la corteza de los tallos y luego se separa la corteza interna (blanca) de la externa (negra y verde).

Separando la corteza del Kouzo. Abajo, corteza de Ganpi.

  • Limpieza de la corteza blanca: la corteza blanca obtenida se limpia en las aguas de los ríos y luego se secan de manera natural.
  • Cocción de las fibras: generalmente es desde esta etapa donde comienza la elaboración del Washi. Cortezas y las fibras secas recogidas por agricultores son sometidas al proceso de cocción en las ollas.
  • Separación de impurezas y blanqueado: se quitan las impurezas y luego se blanquean las fibras tratándolas con hipoclorito de calcio.

Corteza interna del Kouzo blanqueada.

  • Triturado de fibras: se somete a un proceso de trituración de las fibras, que puede hacerse mecánicamente o manualmente con un martillo de madera. Dependiendo del papel que se quiera obtener, se las trata por ejemplo con alumbre (cuando se quiere hacer Washi que no se manche con las tintas).

Triturado de fibras a máquina.

Pasta resultante de papel.

  • Teñido del papel: cuando se desea obtener Washi de colores, en esta etapa se mezclan los tintes a la materia prima del papel.
  • Etapa pre-KAMISUKI: en una gran pileta de madera llena de agua, se vierte la materia prima y un compuesto aglutinante y viscoso obtenido generalmente de un vegetal llamado TORORO AOI 黄葵.
  • KAMISUKI: De todas las etapas de elaboración la más importante y la determinante para el tipo, tamaño, grosor y calidad del Washi, es este proceso conocido como KAMISUKI, que consiste en llenar un molde que se coloca sobre un bastidor móvil con la materia prima y luego se filtra el agua. Cuando este proceso de fabricación se realiza de forma manual se denomina TESUKI, y se realiza con un fino colador de base plana llamado SUKIGETA. Cuanto mayor sea el grosor del Washi a fabricar mayor debe ser el porcentaje de materia prima mezclada con el agua.

Sukigeta.

Con movimientos laterales y verticales se va uniformando la superficie, y las fibras se van entrelazando.

Técnica KAMI NAGASHI. Usando bastidores fijos para la elaboración de Washi de gran tamaño.

  • Aplicación de diseños: en el caso de fabricación de Washi para puertas correderas, en esta etapa se aplican los distintos colores de los tintes en moldes diseñados de acuerdo con los dibujos.
  • Prensado del papel: el Washi obtenido se somete a un proceso de prensado para quitarle el agua que aún contiene.
  • Secado total del Washi: para el secado completo del Washi se pega en paneles de madera hoja por hoja y se deja secar en un ambiente natural.
  • Control de calidad y selección: se realiza un control de calidad hoja por hoja y finalmente se hace una selección.
  • Corte y empaquetamiento: El Washi obtenido se corta en las medidas industriales establecidas, y ya estaría listo para empaquetar.

El secado total del papel se realiza de forma natural y fijándolo en superficies planas, generalmente sobre paneles de madera.

Control de calidad del papel. Por último se selecciona, se corta en las medidas industriales establecidas y se empaqueta para ser distribuido a las distintas zonas del país.

Tipos de papel:

El papel más adecuado para la caligrafía y Sumi-e, es el papel Xuan, tomando su nombre de un distrito de la ciudad de Xuancheng 宣城, llamado Xuan Zhou 宣州 (lit. distrito Shuan), que ya existía durante el período de la dinastía Tang, donde el papel Xuan fue fabricado originalmente. Las principales materias primas en función del tipo de papel Xuan, es la corteza del árbol de cereza o de madera de sándalo, de bambú, morera, etc. El papel Xuan hecho con Ganpi es a veces llamado erróneamente papel de arroz, cuando, de hecho, ninguno de sus ingredientes es (o no debería ser) el arroz. Y el papel japonés hecho a mano y decorado a mano, de alta calidad es el Washi.

     El papel Xuan es completamente absorbente, fuerte y resistente al paso de los años. El papel Xuan original y más famoso proviene de la provincia de Anhui 安徽 de China. Dado que el agua y la calidad de las materias primas son exclusivas de esta región, muchos calígrafos consideran que el mejor papel para la caligrafía se hace en Anhui. Otros países, como Japón, han tratado de reproducirlo, sin embargo, debido a la diferencia en los ingredientes, nunca podría ser igual. El proceso de producción es muy exigente y tiene más de 100 etapas. En particular, el filtrado y secado requieren personas altamente cualificadas para la preservación de las características únicas del papel Xuan. Hay docenas de tipos de papel Xuan, sin embargo, se dividen en tres grupos principales:

  • Por los tipos de ingredientes utilizados.
  • Por el número de capas.
  • Por el tamaño de las hojas.

Dentro del primer grupo hay además 3 clasificaciones:

  • Crudo: El papel crudo está compuesto principalmente de fibras de madera y es más adecuado para la pintura a tinta y la caligrafía. Su superficie es ligeramente irregular y ayuda al pincel en la difusión de la tinta. Este papel  es perfecto para los expertos y artistas más cualificados.
  • Semi-crudo: Cubierto con productos químicos (alumbre de potasio).
  • Madurado: Tiene una superficie lisa que permite a la tinta “flotar” antes de que se absorba lentamente. Es adecuado para la escritura de precisión o la pintura. El ingrediente principal de este papel es la fibra de bambú, lo que causa la mala absorción de la tinta (debido a la rigidez de los tejidos).

El segundo grupo consta de tres tipos: uno, dos y tres capa de papel. Cuantas más capas, menor es la absorbencia de tinta y menor efecto de desenfoque. El efecto de desenfoque se considera una belleza natural de Sho.

En cuanto al tercer grupo, hay muchas dimensiones para el papel, desde bastante pequeño a hojas muy grandes. Cuanto mayor sea el papel, más difícil es controlar la calidad uniforme de toda la superficie, por lo que requiere una habilidad superior. Las hojas grandes de papel Xuan hechas a mano pueden ser bastante caras.

Otro papel utilizado por los calígrafos chinos son el papel MIAN 棉紙 (llamado “algodón” de papel) y  el papel MAO BIAN 毛邊紙. Por lo general no están hechos a mano y generalmente se usan para la práctica.

Así pues, los calígrafos recomiendan:

  • Para escribir Kanji: Un papel absorbente y ligeramente grueso. Normalmente los papeles tradicionales chinos, y el WA-GASEN 和画仙 japonés hecho de Kouzo, suelen ser los adecuados.
  • Para escribir Kana: Un papel suave y menos absorbente, ya que los trazos deben ser más precisos. El papel Ganpi y el Matsumata se adaptan bien a este tipo de caligrafía.

También existen unos papeles especiales llamados KAKOU SHI 加工紙, literalmente “papel transformado”. Estos artículos de lujo están enriquecidos con polvos, paja y colorantes.

Papel Washi hecho y decorado a mano, recomendado para la escritura Kana.

Eligiendo el papel:

     Las famosas palabras del sabio calígrafo Wang Xizhi 王羲之 (303-361) de la Dinastía Jin, dicen: “utilizar un pincel duro en un papel suave y un pincel suave en un papel duro.” Esta regla de oro es seguida hoy en día, sin embargo hay que recordar que sólo el artista sabe lo que quiere. Aprender a elegir el papel y hacerlo coincidir con el estilo de la tinta, pincel y la escritura, puede llevar años de práctica o más.

El papel es necesario para complementar lo que escribimos y va a influir en aquello que escribamos, por ejemplo, en los estilos rápidos como  el Gyosho y el Sosho, que requieren un papel más  absorbente. También hay que tener en cuenta el tamaño de nuestra caligrafía, tipo de tinta y el pincel.

La gran teórica de la caligrafía, la Señora Wei 衛夫人 (272-349) de la Dinastía Jin del Este, planteó una gran cantidad de conceptos, sin embargo, me gustaría escribir más acerca de su idea, llamada “Diagrama de la batalla del pincel” 筆陣圖 (en chino Tu Bi Zhen). En su debate comparó la escritura de caligrafía con dirigir una batalla, donde el trabajo es un campo de batalla, el pincel es un arma, la tinta es la munición, y la piedra para la tinta es un castillo con un foso (tinta disuelta) y murallas defensivas. Ella llegó a la conclusión de que si el campo de batalla no es adecuado para el compromiso, el resultado será bastante decepcionante.

Como todo en la caligrafía, la capacidad de elegir el papel correcto viene con la práctica y mejora del conocimiento de uno mismo. Si no somos conscientes de nuestra propia habilidad, ¿cómo podemos determinar lo que tenemos que utilizar?.

Hoy en día, cada calígrafo puede elegir sus materiales sin ceder a la tradición: es muy popular el uso de pincel grueso en lienzos anchos para la caligrafía Kana, por ejemplo. A veces, los calígrafos modernos escriben pequeños Kana en papel chino o en Wa Gasen japonés, que es una imitación del chino. Esto permite que la cantidad de tinta varíe según los trazos y ayude a la expresividad de la caligrafía (este estilo se diferencia del antiguo).

* Parte de los textos y fotos han sido cedidos por Ponte Ryuurui. Traducido del inglés al castellano por Elena “Hikari”.