Piedra para moler o Suzuri 硯

     Durante la Dinastía Han 漢朝 (206 a.C al 220 d.C) apareció la tinta hecha de hollín y de cola animal, lo que eliminó la necesidad de utilizar el mazo de molienda. Este tipo de tinta se sigue utilizando hoy en día en la caligrafía. Además, alrededor de la mitad del siglo III a.C., el papel fue inventado. En conjunto, ayudaron al aumento de la comodidad en el mundo de la caligrafía.

     Las primeras piedras de entintar fueron redondas y pequeñas. En períodos posteriores eran de en forma de cápsula de semilla, con patas de apoyo para estabilizar el plato durante la molienda. A partir de la Dinastía Tang 唐朝, conocida como la “edad de oro” en China, la producción de materiales de escritura se desarrolló rápidamente, alcanzando su punto máximo durante la Dinastía Song 宋朝, y fue cuando fueron escritos muchos libros sobre piedras de entintar. Hoy en día, los libros y publicaciones relativas a los 4 tesoros del estudio de la caligrafía o BUNBOUSHIHOU 文房四宝 son muy populares, especialmente en Japón.

Antigua piedra de la Dinastía Tang, de la provincia de Guo.

     Además, a pesar de su nombre de “piedras de tinta”, pueden estar fabricadas con materiales que no sean de piedra, como la porcelana, metal, madera, etc. Desde la Dinastía Ming 明朝 (1.368 al 1.644) los materiales utilizados para la producción de piedras de entintar fueron: cristal, jade, piedras preciosas, oro, plata, o incluso el bambú. Naturalmente, las piedras de entintar de mejor calidad están hechas de piedras (con excepción tal vez de las piedras de tinta Chengni 澄泥硯, que está hecha de sedimentos del río Amarillo.

Piedra china de madera, con inscripciones talladas en estilo semi-cursivo.

     En Japón, una vez al año, el 7 de julio durante el Festival de Tanabata, existe una tradición, o quizás es más un ritual, llamado Suzuri Ariai 硯洗い (lit. “El lavado de la piedra de tinta”). Ese día los niños enjuagan en la escuela sus piedras de entintar, pinceles e incluso sus pupitres con agua limpia, mientras piden ser bendecidos. Aquí podemos ver a la perfección la importancia y el simbolismo, así como el carácter sagrado de la caligrafía en la vida cotidiana de Oriente.

     El Suzuri es el segundo tesoro más importante del estudio de la caligrafía. También es el único que si se maneja apropiadamente, tendrá una duración de miles de años.

TIPOS DE SUZURI:

     El Suzuri es mucho más que un simple objeto para moler la tinta. Hay 2 tipos principales: uno para el uso diario y otro para fines decorativos o coleccionismo. En la antigua China, las piedras que eran bellamente talladas grabadas por artistas famosos a menudo se presentaban como tributos o regalos de un gobernante a otro. Algunas piedras pueden ser muy valiosas, con precios que alcanzan varios millones de euros.

Estas piedras tienen una parte plana o “colina”, donde molemos la barra de tinta; y otra parte hueca o profunda, el “mar”, que contiene la tinta líquida.

partes-del-suzuri

Partes principales del suzuri. *Foto de @Yasumoto.

Hay 4 regiones de China famosas por la calidad de sus piedras:

  • La piedra de tinta DUAN 端硯, de la provincia de Guandong 広東省. Están hechas de toba volcánica con un rico entretejido de marcas naturales.

Piedra Duan, de la provincia de Guandong.

  • La piedra de tinta SHE 歙硯, de la provincia de Anhui 安徽省. En su mayoría son de color negro y rociadas naturalmente con manchas brillantes, dando una sensación de un cielo nocturno pintado con estrellas brillantes.

  • La piedra de tinta TAOHE 洮河硯, de la provincia de Gansu 甘粛省. Hechas de piedras de color del jade, extraídas de la parte inferior del río Tao. Son muy raras de encontrar y muy caras. Debido a que las piedras que se usan para fabricar estos Suzuri se encuentran bajo el agua durante siglos, tienen la cualidad de no absorber mucha agua, algo que hace que sean de gran calidad.

Piedra Taohe, de la provincia de Gansu.

  • La piedra de tinta CHENGNI 澄泥硯, de la provincia de Shandong 山東省. Estas piedras no están talladas a mano. Son de base mineral, recolectadas del Río Amarillo. Se mezclan con limo y otros ingredientes, toman forma, se secan, luego se les hacen las inscripciones y se meten en el horno. Producen una tinta muy fina y tienen un gran valor ornamental.

En Japón hay más de 20 regiones productoras de piedras, y las más importantes son las prefecturas de Yamaguchi 山口県, Miyagi 宮城県, Mie 三重県 y la prefectura de Yamanashi 山梨県. Por su gran reputación desde el período Edo, son famosas las piedras:

  • AKAMA ISHI 赤間石.

  • TAKASHIMA ISHI 高島石.

  • GENSHOU SEKI 玄晶石.
  • OGATSU SUZURI 雄勝硯.

 

Y de épocas más recientes:

  • AMABATA KEN 雨畑硯.
  • SOURYUU KEN 蒼龍硯.
  • NAKAMURA SUZURI 中村硯.
  • RYUUKEI KEN 龍渓硯.

Depende de la región o el país, las piedras tienen diferentes características, tales como la dureza, el color, los patrones naturales, etc.

ELEGIR EL SUZURI:

     Es casi imposible determinar visualmente la textura del Suzuri. Con la experiencia, es posible medir su calidad deslizando el dedo sobre su “colina”, pero saber si sobrevivirá a un uso intensivo es imposible. Se dice que frotando la barra de tinta sobre él, debe sentirse “como la cera arrojada en un plato valiente”. Con el tiempo, una piedra de alta calidad, suele humedecerse y suavizarse. Se dice que el agua que conserva la piedra nunca llega a congelarse. Vieja o nueva, la piedra no debe estar seca y se guardará y se lavará siempre con cuidado.

Piedra She de la provincia de Anhui.

La característica más importante de un Suzuri es su superficie de molienda. Es importante que sea adecuada para preparar una tinta uniforme. Cuanto mayor sea la calidad de la tinta resultante, más agradable será la escritura. Sin embargo, no es el único factor que debemos tener en cuenta para decidir cuál será nuestro mejor Suzuri. En primer lugar, elegiremos el Suzuri mediante el uso de nuestros sentidos:

  • Con la vista juzgaremos su forma, color, patrones naturales, tallados y motivos decorativos. Tendremos que ver si hay defectos como grietas, rasguños, picaduras, etc. La mejor manera de asegurarnos de que es buena es meterla bajo el agua. Tiene que cambiar a un color más oscuro.
  • Con el tacto sentiremos su superficie. Tiene que ser suave y cálida como la piel de un bebé o de una bella mujer. Si tiene una superficie rugosa no tendrá ningún valor, ya que saltará la tinta durante la molienda. Una tinta mal preparada no sólo afectara a la escritura, sino que puede estropear el pincel e incluso rasgar el papel.
  • Presionando con el dedo la superficie, debería quedar marcada nuestra huella digital y permanecer visible durante un tiempo después de haber retirado el dedo. Esto indica una buena textura y una baja absorción de agua, lo que harán de ella una piedra de alta calidad. Se puede lograr el mismo efecto si echamos nuestro vaho sobre ella.
  • Finalmente usaremos nuestros oídos, golpeando suavemente la piedra con las uñas. En términos generales, un Suzuri de alta calidad nos mostrará un sonido claro y cristalino (aunque puede depender del tipo de piedra). Un sonido demasiado metálico nos indica que la piedra es demasiado dura, y un sonido sordo o mate nos revelará una excesiva suavidad (aunque hay excepciones).

     Dependiendo de qué tipo de piedra necesitemos, elegiremos una forma o un tamaño. Por lo general, para la escritura del Kanji usaremos piedras grandes, y para la escritura del Kana o caracteres de pequeño tamaño necesitaremos una piedra más pequeña. Por razones prácticas, no usaremos piedras demasiado decoradas.

      Una vez elegida debidamente, ese Suzuri nos va a durar para siempre. Si uno se toma en serio el trabajo de la caligrafía o la pintura a tinta, y desea crear un arte de buena calidad, debemos considerar una compra de calidad superior y que se adapte a nuestras necesidades.

Fabricando el Suzuri.

MANEJO DEL SUZURI:

     Hay dos ingredientes que se aplican en nuestro Suzuri a fin de preparar la tinta. Uno es el agua y el otro es la barra de tinta. El agua debe ser fresca, no caliente, aunque el agua mineral embotellada también es recomendable. El agua fresca del grifo es la más conveniente, obviamente. La tinta debe ser de la mejor calidad, que contiene preferentemente un bajo porcentaje de cola animal, y sin fracturas visibles, grietas, etc. Si esta tinta no se prepara bien puede dañar nuestro pincel y estropear también nuestro trabajo final.

     Después de su uso, el Suzuri debe lavarse muy bien y secarse de forma natural, poniéndola boca abajo sobre un paño limpio. De esta manera no va a coger polvo y su superficie de molienda estará protegida de cualquier daño. Si no se lava bien la tinta, se seca, se endurece y puede arruinar la superficie del Suzuri permanente. En cualquier caso, si la superficie necesita una limpieza a fondo hay piedras suaves especiales para el lavado llamadas TOISHI 砥石, y se utilizan para lavarlas bajo el agua, revitalizando así nuestro Suzuri.

Piedra Duan, de la provincia de Guandong.

     Es crucial no aplicar una fuerza excesiva al frotar la barra de tinta sobre la “colina” del Suzuri. La estrategia está en usar el peso de nuestro brazo y la propia gravedad. Si presionamos demasiado podemos dañar la superficie del Suzuri, y en consecuencia, producir una tinta con partículas demasiado grandes, una tinta de baja calidad.

El Suzuri tiene 2 áreas vitales para la preparación de la tinta:

  • La “colina” o templo de la piedra de tinta, BOKUDOU 墨堂.
  • El “mar” o pozo de la piedra de tinta, BOKUCHI 墨池.

     Entre ellas hay un pequeño espacio llamado “orilla” o SUZURIKU 硯区. La barra de tinta se frota sobre la “colina” con una pequeña cantidad de agua, mientras hacemos movimientos circulares. La tinta que vaya resultando se va empujando hacia el “mar”, se formará un depósito de tinta.

     Los principiantes pueden usar un Suzuri no muy elaborado, pero a medida que uno va avanzando en su aprendizaje, debe mejorar también la calidad de su Suzuri. Y los Suzuri de plásticos están diseñados exclusivamente para tinta líquida química.

Piedra She, de la provincia de Anhui.

* Parte de los textos y fotos han sido cedidos por Ponte Ryuurui. Traducido del inglés al castellano por Elena “Hikari”.