Los primeros pinceles deben haber aparecido alrededor de los años 5.000 al 3.000 a.C, junto con el surgimiento de la cultura de Yangshao 仰韶文化. Existen numerosos vasos de barro decorados con marcas de color que demuestran el uso de primitivos pinceles. Naturalmente, no eran nada parecidos a sus primos modernos y carecían de muchas funciones importantes, tales como la flexibilidad, la absorción de tinta, la longevidad, etc.

     Los primeros pinceles que se usaron exclusivamente con fines para caligrafía aparecieron durante la Dinastía Shang 商朝 (1.600 al 1.046 a.C), junto con el estilo de Oráculo sobre Hueso 甲骨文(koukotsubun). Para ese entonces, los conocidos adivinos e historiadores Zhen Ren escribían los caracteres en huesos de animales y caparazones de tortugas, que por lo general eran tallados con un cuchillo afilado después, y, finalmente, se frotaban con un pigmento de cinabrio o negro. Las inscripciones servían con fines religiosos y registraban los eventos históricos importantes del estado.

      El más viejo pincel que se ha encontrado intacto es de más de 2.000 años de antigüedad. Fue descubierto en Changsha   長沙, una ciudad capital de la provincia de Hunan 湖南. Su historia se remonta al Período de los Reinos Combatientes 戰國時代 (475 – 221 a.C), y estaba hecho de pelos de conejo unidos a un mango de madera.

       Hoy en día, los pinceles vienen en diversas formas, tipos, tamaños y calidades. No sólo se hacen de todo tipo de pelos de animales, sino también de bambú, plumas de aves, o incluso de cabellos humanos. También existen cepillos fabricados de nylon, pero por lo general de gran tamaño y para la escritura de obras gigantescas (tales pinceles pueden absorber más de un litro de tinta). El mayor pincel hecho de pelos naturales ha sido fabricado en Tianjin en 1.979. Es casi de 1,6 metros de largo incluyendo los 20 cm. del mechón, y pesa 5Kg.

     Elegir un pincel es como elegir un instrumento musical. Es necesario, para complacer al artista, que esté de acuerdo con su personalidad, con su estilo de escritura y que obtenga de él el efecto deseado. Con esto, según el propósito, se elegirá un pincel determinado. Los calígrafos profesionales pueden tener hasta cientos de pinceles. Por otro lado, un dicho japonés que dice: “Kukai 空 海 (774 – 835) no eligió su pincel” significa que un buen calígrafo puede adaptarse a cualquier instrumento de escritura.

     El pincel es un objeto vivo. Está hecho de materiales naturales tales como pelo, bambú, etc. Si se maneja apropiadamente durará años, aunque no es una herramienta permanente. Muchos calígrafos no tiran los pinceles inservibles, dándoles otros usos. Se pueden usar para dar efectos y texturas, a modo decorativo, en nuestras obras de caligrafía. Hay incluso costumbre de enterrar los pinceles viejos, de manera que podamos rezar por ellos, agradeciéndoles el trabajo que hicieron por nosotros “en vida”.

Monje Zen orando durante la quema de pinceles en el rito Fudekuyo. Ritual donde se veneran a los pinceles por el trabajo que desempeñaron a lo largo del año.

Así pues, de acuerdo con la tradición, los viejos pinceles japoneses que han “fallecido” se enterrarán en un santuario sintoísta o budista. Para los calígrafos que están espiritualmente implicados en el arte de la caligrafía, un pincel es una extensión de nuestra alma y por lo tanto de nosotros mismos.

Los pinceles los podemos encontrar de 2 maneras:

  • Con el pelo unido y endurecido  (KATAME FUDE  固め筆 o SUIHITSU 水筆).
  • O con el pelo separado (SABAKI FUDE 捌き筆, SANMOU HITSU 散毛筆  o SANTAKU HITSU 散卓筆).

Pinceles Sabaki Fude, expuestos en una tienda japonesa de pinceles.

Sabaki Fude y Katame Fude.

     Otro tipo de pincel japonés es el MAKI FUDE 巻き筆. La principal característica es que los pelos del MAKI FUDE se refuerzan con una cobertura especial de papel de cáñamo. El MAKI FUDE fue muy popular en Japón hasta el siglo XVII, cuando el erudito Hosoi Kotaku 細井広沢 (1.658 al 1.735) introdujo este nuevo tipo de pincel, y es utilizado hasta la era moderna. Hoy en día, el MAKI FUDE se utiliza sobre todo durante las ceremonias Shinto.

TIPOS DE PINCELES:

  • RYUUYOU HITSU 柳葉筆:”Pincel con forma de hoja de sauce”. Es el más común. Puede retener mucha tinta y es ideal para escribir líneas largas. La anchura de los trazos puede variar fácilmente con él.
  • JAKUTOU HITSU 雀頭筆: “Pincel con forma de cabeza de gorrión”. Su pelo es corto y flexible. Es usado para escribir caracteres pequeños con líneas precisas y delicadas.
  • MENSOU HITSU 面相筆: “Pincel para caras”. Se usa normalmente para trabajos con muchos detalles. Su pelo (normalmente de marta o comadreja) es poco denso, y el diámetro del pincel suele ser de 2-4 mm., y de largo 2-3 cm.
  • ENGI HITSU 延喜筆, SHINMAKI FUDE 芯巻筆 o MAKISHIN FUDE 巻心筆: “Pincel con sus pelos enrollados en su corazón”. El pelo es bastante flexible y muy fácil de girar sobre el papel. Este tipo de pincel se suele usar para el SOUGANA 草仮名 (Hiragana cursivo).

El pincel consta de 2 partes:

  • HO o mechón, que es la parte más importante ya que es la que determina la calidad del pincel.
  • JIKU o mango, que está hecho normalmente de madera, bambú, hueso, cuerno o arcilla.

El HO se divide en 5 partes:

  1. INOCHIGE 命毛: o Pelos de la vida, punta.
  2. HOKOSAKI 鋒先: o Punto de hierro, base superior.
  3. NODO: o Garganta, cuello.
  4. HARA : o Vientre, centro.
  5. KOSHI : o  Cadera, base.

El JIKU consta de 4 partes:

  1. JIKUSAKI 軸先: casquillo donde se monta el mechón.
  2. HIKKAN 筆管: mango del pincel.
  3. SHIRIBONE 尻骨: extremo opuesto al mechón.
  4. KAKEHIMO 掛け紐: cordón pegado al Shiribone, para colgar el pincel.

Como curiosidad, estos Inochi Ge o “Pelos de la Vida”, 2 ó 3 pelos más largos que el mechón, y que están en el centro, si se estropearan o rompieran, dejarían al pincel inservible, ya que son ellos los que dan precisión a las líneas, al ser puntiagudos y afilados.

COMPOSICIÓN DEL PINCEL:

     El pelo del pincel es principalmente de animales. El tipo de pelo determina la suavidad y dulzura del trazo. Según esta composición habrá pinceles suaves, duros y mixtos.

     Generalmente, los de pelo blanco provienen de la oveja y se utilizan para trazos suaves. Estos pinceles más flexibles se llaman JUUMOU 柔毛. El pincel chino de lana de cabra YOUMOU 羊毛, también es muy flexible, resistente, suave y muy absorbente. Los mejores pelos utilizados para la fabricación de dichos pinceles son casi transparentes y de color ámbar, con una especie de sombreado amarillo-marrón. También son difíciles de controlar, por tanto, no se recomienda su uso para principiantes. Los pinceles suaves utilizados hábilmente ofrecen líneas muy interesantes y, hasta cierto punto, impredecibles. Los pinceles Youmou son los más caros de todos.

     Los pinceles hechos de pelo duro se denominan GOUMOU 剛毛. Suelen ser de color marrón, por tener pelo de ciervo o caballo, con una textura normal-media. Y los de color negro, suelen ser de comadreja, mapache o caballo salvaje, con una textura mucho más rígida.

     Los pinceles de pelo de comadreja 鼬毛, se llaman ITACHIKE. Tienen exactamente las características opuestas a un pincel de lana. Los pelos son duros y sin embargo increíblemente flexibles. Incluso bien cargados de tinta la punta del pincel se mueve rápida y con precisión. Los pinceles ITACHIKE no son baratos, aunque no son tan caros como los Youmou. Para hacer estos pinceles se usan los pelos del torso de la comadreja. Hay tres principales países proveedores del pelo de comadreja. Estos son China, Japón y Corea. Los pelos de mejor calidad son los de las comadrejas chinas (más flexibles, más largos y más duraderos).

Pincel de pelo de comadreja, usado para escritura del Sutra.

     Los pinceles de pelo de mapache se llaman RIMOU 狸毛. Dado que los pelos de la cola tienen  tendencia a disminuir, se usan principalmente los pelos negros de la columna, y los blancos del abdomen. Los pinceles japoneses de pelo de mapache tienen mejor pelo que los chinos. Los pinceles de mapache chinos son adecuados para todo tipo de pincel, excepto los de punta fina.

     Están los llamados “Conejo de Montaña” 山兎毛, o YAMAUGAGIKE. Los pelos  de estos pinceles son bastante cortos, pero tienen una flexibilidad excepcional y acaban con pelos muy fuertes. Son adecuados para la fabricación de pinceles para la escritura de caracteres pequeños o para dibujar  líneas de expresión en el Sumi-e 墨絵 (aguada japonesa). Los pelos para los “Conejo de Montaña” son raros de encontrar, por lo tanto son pinceles bastante caros.

     Los pinceles de pelo de caballo o UMAKE 馬毛, están hechos de cualquier tipo de pelo de caballo y de cualquier parte del cuerpo, aunque no todos ellos son adecuados para caligrafía. Por ejemplo, el pelo del lomo del caballo es más suave y se utiliza para la fabricación de pinceles mixtos (para la capa exterior de los mechones). El pelo del torso, suele ser más largo (hasta 20cm) y se utiliza para los pinceles de gran tamaño. El pelo de otras partes del cuerpo, al ser de flexibilidad más débil  se utiliza para la fabricación de pinceles para la pintura.

     Los pinceles de plumas de aves se llaman TORIKE 鳥毛. Principalmente se utilizan las plumas del pollo, aunque hay pinceles de plumas de gallinas de guinea, faisanes verdes, etc. Estos pinceles son extremadamente suaves y absorbentes, por lo tanto muy difíciles de controlar. Sin embargo, dan un efecto espectacular como de una “picada” en la línea, lo que le añade un cierto ambiente a la obra.

Pincel hecho con plumas de gallo dorado.

     Existen pinceles más exóticos como los hechos con pelo de rata, ratón, gato o incluso con bigotes de tigre. Por lo general, son muy pequeños y se utilizan para la elaboración de las líneas de expresión en el Sumi-e 墨絵 (aguada japonesa) o para escribir una caligrafía de pequeña escala.

    También están los llamados KENGOU 兼豪, que mezclan pelo de oveja por fuera y pelo más rígido en el interior, consiguiendo así, más elasticidad en la parte céntrica del pincel. Este tipo, es muy recomendado para los iniciados a la caligrafía, por su fácil manejo.

     Otros, como los de pelo de gato, ardilla, cerdo o vaca son de menor calidad. Incluso hay costumbre por parte de algunos padres, de usar el pelo de sus recién nacidos para hacer pinceles, y así poder escribir deseos para ellos. Estos pinceles son muy apreciados por los calígrafos.

Pincel hecho de delicadas plumas de pollo joven.

TAMAÑO DEL PINCEL:

     Los pinceles pueden tener diferentes tamaños. La clasificación principal es numérica, del 1 al 10. El pincel de número 1 tiene un diámetro de aproximadamente 2,1 cm. en la base del mechón (cerca del eje del pincel), mientras que el número 10 tiene 0,5 cm., aunque puede depender también del fabricante. Y existen pinceles tan pequeños como gigantes. La longitud del mechón puede variar drásticamente, desde unos pocos milímetros a decenas de centímetros. En consecuencia, los mechones pueden ser cortos, medios, largos o extra largos, así como delgados y largos, o gruesos y cortos, etc.

Según la longitud y diámetro del mechón, los pinceles se dividen en 5 categorías:

  • CHOU CHOUHOU 超長鋒: Mechón muy largo. Puede tener entre 80-90mm.
  • CHOUHOU 長鋒: Mechón largo, de unos 70mm.

Estas dos categorías de pincel no tienen mucha fuerza en la base y requieren de una cierta habilidad para manejarlos.

  • CHUUHOU 中鋒: Mechón mediano, de unos 60mm.
  • TANPOU 短鋒: Mechón corto, de 50mm o menos.

Estos dos tipos son los recomendados a los principiantes.

  • CHOU TANPOU 超短鋒: Mechón muy corto. Los pinceles JAKUTOU HITSU 雀頭筆, anteriormente mencionados, suelen pertenecer a esta categoría.

El kanji 小, pequeño, indica el tamaño del pincel.

     Todos ellos tienen diferentes aplicaciones en la caligrafía. Por ejemplo, los pinceles de pelo corto son más adecuados para la escritura estándar o Kaisho 楷書 o para la escritura de los escríbanos o Reisho 隷書, ya que ofrecen un mayor control sobre la punta del pincel. Un pincel de tamaño medio sigue siendo bueno para la escritura estándar, pero especialmente está pensado para las escrituras semi-cursivas como el Gyosho 行書 o la escritura de sello o Tensho 篆書. Los de mechones largos se usan frecuente para las escrituras cursivas como el Sosho 草書, así como para la escritura Kana かな. Los pinceles extra largos son ideales para la caligrafía de vanguardia Zenei Shodo 前衛書道 y la poesía moderna.

Pincel de pelo de comadreja, de mechón largo.

     Sin embargo, esto no quiere decir que un pincel blando y largo no pueda ser utilizado para escritura Reisho o escritura Kaisho. Algunos calígrafos los usan a propósito para estudiar estilos que requieren una precisión difícil en el manejo, y así dominar más sus habilidades.

Así que, depende del trabajo que vayamos a realizar nos fijaremos en:

  • Grosor del Jiku.
  • Longitud del Ho.
  • Suavidad y dulzura del pelo.

LAS “4 VIRTUDES DEL PINCEL”:

Desde los tiempos de la Era Ming se ha dicho que el pincel de mayor calidad debe tener ciertas  características, así que los japoneses eligen su pincel siguiendo estas reglas, las “4 virtudes del pincel”:

  • SEN , afilado: La punta del pincel debe estar afilada y puntiaguda. No debe haber irregularidades en la simetría ni en el grosor del pelo de la punta del mechón. Esto es especialmente importante para los pinceles utilizados para la escritura que requiere precisión (líneas finas en Sumi-e, escritura estándar, etc).
  • SEI , uniforme: El mechón debe estar bien arreglado. En otras palabras, que los pelos estén bien organizados y no se salgan, que no se rompan, teniendo una forma uniforme y de calidad. Cuando aplastamos el pelo, los extremos se alinean. Si es de pelo de caballo, una punta más transparente indica una mayor calidad.
  • EN , círculo: El mechón tiene que ser bien redondeado y simétrico en su sección transversal. Mientras observamos la punta del pincel, el mechón debe formar un círculo perfecto. Además, con el pelo suelto, el mechón debe formar un cono perfecto con una parte superior plana. Cada parte (el mechón, el cuello, el centro y la base) puede girar fácilmente tanto si está empapado en agua como en tinta.
  • KEN , robusto: El cepillo debe estar sano y lleno de vigor. El pelo (especialmente en la base del mechón) debe ser flexible y sensible. No debe haber pelos dañados. Asimismo, el eje del pincel debe ser recto y libre de grietas. Las cañas de bambú tienden a agrietarse, sobre todo cuando se mojan durante el lavado del pincel. Los fabricantes de pinceles caros suelen ofrecer recambios de ejes de pinceles de forma gratuita.

     Además de esto, el pincel debe adaptarse a su fin. Dependiendo de lo que vayamos a escribir o cómo queramos hacerlo, los diferentes tipos o tamaños del pincel nos van a influenciar en el resultado de nuestro trabajo. La caligrafía es infinita, y así son las opciones que nos da el pincel. Pueden pasar años antes de que un calígrafo sepa instintivamente que pincel es el apropiado y el que se ajusta a su estilo y personalidad.

 MANEJO Y CUIDADO DEL PINCEL:

      Un nuevo pincel, a excepción de SABAKI FUDE (que tienen el pelo suelto), tiene sus pelos pegados con un engrudo que los mantiene en punta, son los llamados KATAME FUDE. Para eliminar esa capa de pegamento, debemos enjuagar el pincel con agua corriente (tibia, pero no caliente). Al lavarlo, nunca debemos dejar que el agua caiga directamente sobre el pincel, ya que esto hará que se abra por el interior y forme cámaras de aire que abrirán el pincel durante su uso.

     Algunos pinceles vienen con una capucha de plástico para protegerlos durante el tiempo que están embalados o son transportados hasta su venta. Esta capucha no volveremos a usarla una vez el pincel esté lavado, ya que si volvemos a tapar el pincel mientras está húmedo lo que conseguiremos es pudrir el pelo.

Quitando el engrudo del pincel.

     Después de la escritura, el pincel debe enjuagarse con agua tibia o fría. Un pincel grande y grueso (pelo largo y de 20 cm.) puede requerir hasta 30 minutos de lavado o incluso más. La zona más vulnerable, llamada “lomo”, es donde el pelo se inserta dentro del eje de cepillo. Si la tinta no se elimina de este “lomo”, se endurecerá y dañará el pincel de forma permanente.

     Para lavarlo, dejaremos caer el agua sobre el mango y nos ayudaremos de la otra mano para limpiar el pelo del pincel. Una vez esté limpio, lo escurriremos de agua, afilando su punta, y lo colgaremos hacia abajo, para que los restos de tinta que puedan quedar no se acumulen en el centro o cuello del pincel.

Lavado del pincel.

     Un pincel no debe ser utilizado todos los días. Necesitan un descanso. Los pinceles “cansados” no rendirán al máximo. Este es uno de los motivos por el cual los calígrafos profesionales poseen muchos pinceles.

     Y aquellos que no vayan a ser usados en un tiempo, podemos guardarlos en cajas o esterillas, para protegerlos del polvo o de los insectos.

Estuches para pinceles.

 

Posts relacionados:

PROCESO DE ELABORACIÓN DEL FUDE

. CÓMO TRATAR EL FUDE – NIHON SHUJI

. PRÁCTICAS CON EL FUDEPEN EN JAPÓN

. FUDEKUYO, EL RITUAL DE LOS PINCELES

 

* Parte de los textos y fotos han sido cedidos por Ponte Ryuurui. Traducido del inglés al castellano por Elena “Hikari”.