Escuela de Caligrafía Japonesa “Nihon Shuji”

El pincel es un instrumento vivo y no puede controlarse de manera forzada. Puede llegar a ser una extensión de tu propio cuerpo cuando dominamos el arte del Shodo. La práctica de este arte te enseña una manera alternativa de controlar tu entorno. Cualquier distracción, por leve que sea, podría arruinar el trabajo, creando así la necesidad de ordenar tus pensamientos, dejarlos a un lado, para retomarlos después.

www.shodocreativo.com

Antes de continuar, me gustaría explicar la diferencia entre Shodo y Shuji, que a menudo se confunden, ya que las dos implican el aprendizaje de la escritura del Kanji. El Shodo 書道, literalmente significa ” el camino de la escritura “, y es una disciplina que integra la parte espiritual y emocional de la persona que lo practica, mediante la escritura del Kanji. No es tan importante cómo escribes la letra o cuanto tiempo lleve practicándose, sino la belleza artística, y su uso como método casi meditativo. Pero está claro que para llegar a ello, es importante saber la manera correcta de la escritura del Kanji, el Shuji 習字. Shuji significa aprender la letra, y es lo que se estudia en las escuelas, la manera correcta de escribir la letra según el estilo. Una vez dominas este estudio, empieza el camino verdadero.

Hace 11 años vine a Madrid en busca de esta formación, y fue aquí donde conocí a mi maestra, y ahora también gran amiga, Akiko Harimoto “Soja”, 5º Dan de caligrafía japonesa. Ella viene de la Fundación Nihon Shuji ( Nihon Shuji Kyoiku Zaidan ), una de las más importantes sociedades que instruyen y promocionan la caligrafía japonesa. Y digo de las más importantes y también más influyentes, ya que sus modelos son utilizados por la mayoría de escuelas públicas para la práctica y exhibiciones.

“Amor”, por Akiko Harimoto “Soja”

Esta escuela puso por primera vez en el mundo de la caligrafía, el sistema de niveles para dar un grado a los que la practican, usando el famoso sistema de Kyuu y Dan ( 7 kyuu y 9 Dan ), igual que en las artes marciales. De esta manera, la persona que practica la caligrafía puede medirse, retarse a sí mismo y animarse a avanzar. Y además, con este sistema, al alcanzar cierto nivel ( cuando obtienes un Dan), puedes optar a tu diploma de maestro. Pero el objetivo principal de la Nihon Shuji es difundir la escritura tradicional , para guiar a la gente por el camino bello y correcto, ya que los japoneses piensan que la persona que escribe bien puede tener bien su corazón, su mente.

Prácticas en la escuela

El fundador de la Nihon Shuji es Kanpou Harada, aunque éste es su seudónimo, su nombre real es Koutarou. Nació el 21 de marzo de 1911 en Fukuoka, Japón. Desde muy pequeño empezó a coger el pincel, y ya mostraba su talento en el campo de la caligrafía. Antes de cumplir los 20 años, fue a Tokyo donde tuvo varios trabajos, hasta los 32 años. Después de la 2ª Guerra Mundial comenzó su carrera como pedagogo abriendo una guardería infantil en su pueblo natal. En 1953, fundó la ” Nishinihon Shodo Tsuushin Gakkai “, una academia de enseñanza a distancia. Su propósito era la difusión del aprendizaje de la escritura bajo el lema ” la letra correcta, la letra bella “. Se entregó fielmente a la enseñanza de la caligrafía japonesa, dejando textos para el aprendizaje, dando cursos y seminarios, hasta que falleció en 1995. En el extranjero, también ofreció el estudio del Shuji en centros de intercambio cultural, corrigió documentos relacionados con la caligrafía y datos acerca del folclore japonés y sus lingüística. Se pueden ver estos fabulosos documentos en el Museo Kanpou, que abrió sus puertas en 1995, en la prefectura de Shiga. Hoy en día son más de 2 millones los estudiantes de la Nihon Shuji.

Maestro Kanpou Harada

Esta escuela ofrece clases presenciales en diversos lugares del mundo, siendo las más importantes las de Japón, situadas en Fukuoka, Kyoto y Tokyo. Pero también ofrece clases a distancia, y aquí en España, además de la sede que dirigimos nosotras desde Madrid, puedes encontrar sede en Barcelona, dirigida por la maestra Yayoi Doho. Puedes matricularte en cualquier época del año, y siguen un sistema de examen mensual. Una vez hecho los trámites de matrícula, la Fundación Nihon Shuji nos envía los modelos que debemos practicar, según nuestro nivel. Poco antes de finalizar el mes, debemos hacer llegar nuestra práctica a la sede, donde son recopiladas junto con las de los demás alumnos, y son enviadas a Japón. Una vez allí, serán corregidas, y si la práctica está correcta, posiblemente te asignen un nivel. Después de esta evaluación, será de nuevo enviada a las sedes correspondientes junto con el modelo de práctica del mes siguiente. Así que este es el proceso básico del estudio, practicar repetidas veces un modelo asignado junto con la orientación de un maestro.

Otro día hablaré un poco más sobre Kanpou Harada y sus obras, su estilo de caligrafía es realmente único y su belleza te llega con una sola mirada hacia ellas.

Caligrafía de Kanpou Harada

One Reply to “Escuela de Caligrafía Japonesa “Nihon Shuji””

  1. […] he matriculado , oficialmente y con serias promesas, en la Nihon Shuji, la escuela de caligrafía a la que pertenece mi maestra de Shodo […]

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *